martes, 30 de diciembre de 2014

Dragon Light...

Dragon Light...


...una estela de luz
y los colores
inundándolo todo
...y un batir de alas
y música y magia
...una estela de luz
y el mundo cambia

dedicado a la mágica Ani (L2) y sus príncipes
a J. Párraga que apadrina al alegre Etxe
desde que llegó a nuestro mundo loco


viernes, 12 de diciembre de 2014

Mis Naturalezas Prohibidas...

Mis Naturalezas Prohibidas...

A los que quiero... y están lejos... en cada grano de uva, en los pétalos de flores... en el agua fresca de la lluvia... los besos llegan lejos si los sabes enviar...




miércoles, 26 de noviembre de 2014

lunes, 27 de octubre de 2014

En Cualquier Lado...

En Cualquier Lado...




...abrir la puerta
...impaciente
impaciente,
suena, y suena...
dejarlo todo
y correr
llegar a tiempo...
¿dónde?
abrir el cajón...
en cualquier lado...

Para todos los que alguna vez
han tenido que dejar la compra
en cualquier lado, 
para atender una llamada
 al entrar por la puerta... 
aunque sólo fuera
 para decirle a su madre
 que sólo habían salido 
a por fruta y flores...
A mi MADRE, a mi PADRE...

lunes, 6 de octubre de 2014

Aferrada...

Aferrada...




...antes muerta
seca y muerta
que dejarte...
y aferrada
seca y muerta
sostiene...
mano envuelta
abrigando
susurra eterna
...aún muerta!!!...
seca y muerta,
a tu lado
aferrada...
siempre afecta...

¡¡Qué Bonica Barcelona!!!...

¡¡Qué Bonica Barcelona!!!...




¡¡Sí qué fa un bon dia!!!
i ¡¡qué bonica Barcelona!!!
que sap treure 
bon profit 
d`un dia de pluja, 
d`un sol que enutja 
els peixos ballen 
i l`aigua riallera 
emmiralla les gavines 
¡¡qué bonica Barcelona!!! 
que sap soterrar les penes... 

¡¡Si qué hace un buen día!!! 
y ¡¡qué bonita Barcelona!!! 
que sabe sacar 
buen provecho 
de un día de lluvia 
de un sol que disgusta 
los peces bailan 
y el agua riéndose 
refleja a las gaviotas 
¡¡qué bonita Barcelona!!! 
que sabe enterrar las penas...

jueves, 2 de octubre de 2014

Oportuna Travesura...

Oportuna Travesura...


...¡¡¡y esta vez quiero flequillo!!!
-qué síiii!!!
el formato infantil
no se corresponde
al de la moda adulta
¡¡QUÉ HAS HECHOOOO!!!!

Pucheros...
-no me hiciste casoooo...

...parece que las tijeras, navajas, gillettes... sufren magia añeja en casa...

miércoles, 1 de octubre de 2014

lunes, 29 de septiembre de 2014

Mimos...

Mimos...



…por un mimo
olfato y lengua
mimo
…olfato 
mordisqueo
…por un mimo
caricia…
ronroneo
sonrisa tierna
…por un mimo
irresistible piel
calor del sol
hogar viajero…
mimos…

a todo aquel que no sabe negar caricia a un animal sincero… gato… o perro...

lunes, 22 de septiembre de 2014

Insoportable... Ruido...

Insoportable... Ruido...


...insoportable...
ruido
gastando los nervios
...insoportable
gritos
no puedo, no puedo...
insoportable
deja volar mi sueño
deja volar mi mente
al amable silencio
al dulce susurro
de tu canción
de tu risa
campanilla de agua
...insoportable
silencio...
abandono
...insoportable
dolor de tu ausencia
frío...
insoportable... ruido...
en silencio


El Chisme...

El Chisme...



-¿Has visto que nos mira la "Niña Ojo Grande" otra vez?
-mmm... sí, es que ayer se empeñó en hablar conmigo
-¡¡hablaste con ella???!!!
-oye, no me grites, no me quedó otro remedio, ¡¡me puso el dedo en el camino!!!
-¿y qué quería??
-que le contara una historia
-¿y se la contaste?
-¡¡noooo!!! quieres que me maten??
-Mira que la última es buena!!!
-¿cuál es la última??
-No sabes la de Fernando y su bici?
-No ¡¡cuentaaaa!!!!

Y se liaron a contar el chisme...

"Ahí estaba Fernando observando lo que pasaba.

¡¡¡Pero qué feo llegaba a ser el tipo!!!

Sin embargo, a ella no parecía importarle. Tal vez, le parecía feo a Fernando por esa rabia contenida que le provocaba el verla con él, mientras, un hueco frío, en cambio, se abría cada vez que miraba a su lado.

Aquella tarde, viendo de lejos como transcurría la conversación y los juegos de mimos de su compañera de clase con aquel… ¡¡feo!!, decidió que debía hacer algo o se iba a morir de amor, o lo que fuera que aquel sentimiento recibiera por nombre.

Se quedó escondido en la esquina anterior, observando qué tendría de atractivo ése chico alto, ancho de espaldas, fibroso y rubio, que reía bobalicón a cada gesto gracioso de ella. 

Ella, que no tenía nada que pudiera causar risa alguna, aunque sí un millón de gracias, tan elegante en los movimientos, como un junco suave y flexible, los ojos grandes como almendras que parecían languidecer con cada pestañeo y cuando sonreía, sonaban campanillas… y pensando todo eso se le escapó un suspiro, y al abrir los ojos… ¿dónde estaban?

Después de correr frenéticamente dos manzanas, pensó que quizá le habrían descubierto. Desde luego, él no era un gran detective, pero ellos estaban realmente ensimismados. Parecía que el tipo se la iba a guardar dentro de esa enorme boca ya llena de por sí de baba viscosa y repulsiva, que no dejaba de mostrar al mundo, como si fuera un triunfo el eso del cepillo de dientes. Todos sabemos usar el cepillo de dientes, memo -pensó, mientras intentaba ver hacia dónde habían ido a parar las manos de su contrincante simiesco. Estaba claro, que el cepillo de dientes lo sabia usar, pero tenía sus dudas de que supiera ir a la peluquería.

Entonces pensó en las pequeñas diferencias, o no tan pequeñas, que le volvían invisible a los ojos de Ella, porque lo que le provocaba el ansia más infinita, lo que velaba sus sueños, no era exactamente que Ése, la guardara en su boca, no, qué va, el problema era que no la estaba atesorando ÉL.

Así que escrutó de arriba a abajo al tipo, mientras apoyaba la frente en la de ella, permanecía sentado de lado en el sillín de su bici, que había arrastrado todo el camino, como si fuera una extensión de sí mismo. Se balanceaba suavemente, sonreía… Le dedicaba el pie izquierdo a los pedales mientras acariciaba el pelo de “su” chica.

Se van a despedir, pensó.

Y sí, ella le acarició el brazo que sujetaba el manillar, de modo lento, y así como de forma juguetona, y rápido al final, hizo campanillear el timbre de la bici. Se rió, le dió un beso rápido, él subió de forma acrobática a la bici y se marchó.

Y ella se quedó ahí, quieta, bueno, quieta no, balanceándose, con la mirada medio perdida, enroscándose un rizo de su pelo brillante y sedoso, y sonriendo como si hubiera sido tocada por la mano de Dios.

Era la bici entonces… ¡¡la bici!!!

Y la tarde siguiente dejó en paz a los dos enamorados para ir a comprar una flamante bici, tras martillear fieramente el frasco de los ahorros de emergencia, evidentemente.

Ahí se presentó un pequeño problema...

Una alegría titánica invadió su cuerpo en el mismo instante en que la empleada de la tienda de deportes contaba la última moneda con la que pagó su flamante bici "cross-rider 003427 Platinum". La palabra "Platinum" tenía que darle un plus al "efecto bici" que acababa de implantarle a su personalidad. El nuevo Fernando nacía al salir por esa puerta automática.

Me la llevo puesta -le dijo a la dependienta.

Parecía tan fácil cuando lo hacía el boca-babas rubio…

Cuando se despertó, le rodeaba un círculo de cabezas entre un murmullo de “se ha dejado los dientes”. Y ahí quieto comprobó las partes importantes de su cuerpo (las que le podían importar más a su querida e idealizada “Ella”) y se levantó de un salto sonriendo, como si hubiera fingido tal castañazo.

La chica de la tienda lo miró preocupada.

  • Oh, bueno, quizá mejor la estrenaré al llegar a casa… estoy tan emocionado!!!! - le dijo entre risas bobas.

Y fue arrastrando su vehículo nuevo y no tan brillante hasta casa.

Durante varios días, semanas, intentó aprender a subir a esa bicicleta que al principio le había causado tanta felicidad, para llegar a ser un tormento, literalmente. Se levantaba más temprano por la mañana, para subir una y otra vez, y una y otra vez caía al suelo.

Salía de clase corriendo y volvía a los intentos de nuevo, descuidando la vigilancia a los amantes.

Una mañana, por fin consiguió subir y hacer andar ese condenado artefacto. Le había crecido el pelo, y notaba los músculos más fuertes. ¡¡Caramba estaba preparado!!!

Así que fue corriendo a casa de Ella, a enseñarle su destreza, y al llegar a unos metros de su portal, la vio salir, radiante, como siempre, con esos ojos enormes brillando en su sonrisa. Sin embargo, no apareció el rubio alto que él conocía. En su lugar, apareció un chico de pelo castaño y corto, con gafas remendadas, flacucho. Llegó andando, se trastabilló con un patinete que había en el jardín, miró hacia atrás y sonrió.

Ella fue corriendo y le dio un beso, se dieron la mano y salieron andando sin apenas darse cuenta que Fernando les miraba, con la boca abierta por supuesto.

Fernando se quedó ahí quieto en su bici, casi durante dos horas. Cuando “despertó”, pedaleó a gran velocidad por la calle en dirección a la carretera, y al llegar al punto más alto de la montaña paró y con un grito desgarrador lanzó la bici "cross-rider 003427 Platinum” por el acantilado.

La miró caer, un golpe, otro, el manillar por un lado, las ruedas en carrera una contra otra, y como si lo esperara el mar abrió sus fauces y en su habitual violencia, la engulló. Se metió las manos en los bolsillos y volvió andando a casa tan despacio como pudo."

lunes, 15 de septiembre de 2014

La Hormiga...

La Hormiga...



...¡¡párate un momento!!!
-tengo trabajo ¿o no lo ves?
-ya, ya, vosotras siempre... pero...
-¡¡qué!! ¡¡date prisa o me regañan!!
-me han dicho que sabéis historias...
-¡¡¡y de las buenas!!!
-¿Cómo puede ser con tanto trabajo? 
-¡¡Niña!!! ¿no te das cuenta que andamos por todos lados?? ¡¡¡lo vemos todo!!!
-Osea que sois un poco cotillas ¿no?
-¡¡Y mira quién habla!!!?? ¿¿"Doña Ojo Gigante"??
-Bueno, bueno, no te enfades... oye, ¿y no me contarías una?
-¿No te he dicho que tengo mucho trabajo?... niña fisgona...
y sale zumbando...

Hormigas... ¿?

martes, 9 de septiembre de 2014

Viva...

Viva...



Viva...
Ducha de colores,
sol en la cara,
perlas de aroma,
fresca zozobra...
...otro segundo...
Viva... 


Para vos,  

que estás triste

viernes, 5 de septiembre de 2014

Atardece Logroño...

Atardece Logroño...

y nubes...
azul,
verde, 
¡río espejo!!
adicta al color
robo, implacable
...el último naranja...

miércoles, 3 de septiembre de 2014

CERVERANAS... MiniSerie: Para Joaquin y Merche

Cerverana I


...este es mi pueblo,
no hay más...

...eso, desde el mirador...
sonrisa soñadora

¡¡No hay más!!!

no hay más,
y hay todo:
trinar de pájaros
salir el sol
la hierba fresca

lunes, 1 de septiembre de 2014

lunes, 18 de agosto de 2014

lunes, 7 de julio de 2014

Vértigo...

Vértigo...
...tirarse al vacío
y aprender...
Vértigo...
...tirarse al vacío
incertidumbre 
no conocer
mañana...
Vértigo...
y aún así
saltar...
...saltar y luchar...

lunes, 30 de junio de 2014

Corazon Herido...



...deja... deja...
envolver 
mis manos 
en suave latir...

...¿cómo?
¿Cómo?
...se han vuelto dardo,
el rojo encarnado,
la miel, los labios...

...deja... deja...
sangrar en silencio
licuado tormento
rojo vivir

...¿cómo?
¿Cómo?
...no es piedra,
¡¡frío olvido!!
tierno,

Corazón Herido...

Yo Fui El Ratón Bandido...

Por todas esas tardes de constipado y fiebre... de ¡¡Abuela léame un cuento!! Mi favorito... perversionado. Sólo es un doble ejercicio. Pido disculpas a quien pueda ver su cuento homenajeado... mi cariñoso saludo.

Abuela Nieves... ¡¡Se ha saltado una coma!!!
¡¡Pues coma!!
Nooo, respire!! pues respire
Nooo, que respire!!
Pues eso, respire
No, que se ha dejado una coma, ¡¡tiene que respirar después de la coma!!!
Aaah!! ya respiro

Lo crueles y bandidos que son a veces los niños... aún con fiebre!!! Yo he sido niña... ¡¡YO FUI EL RATÓN BANDIDO!!!



Soy el Ratón Bandido, bueno “Ex-Bandido”.

Hace mucho tiempo, cuando era joven y no sabía lo que podía ocurrirme, yo era el Ratón Bandido. Os voy a contar cómo llegué a serlo, y por qué decidí dejar esa vida de asalto y aventura.

Yo (como todo joven), soñaba con vivir sin trabajar. Lógicamente para eso necesitaba dinero, ¡¡mucho dinero!!

Evidentemente, no tenía un duro en el bolsillo, y como no me rendía a la evidencia, buscaba la forma de conseguir la renta de por vida. Después de mucho pensar, un día por fin creí encontrar la forma ideal de no trabajar. Recordé que en el desván tenía una escopeta vieja que no servía para nada, y así decidí que el oficio ideal para mí era el de bandolero. Aquel arma era incapaz de emitir disparo alguno, pero total, para asustar a cuanto desgraciado se cruzara conmigo…

Con ella en las manos, y sacándole brillo, me imaginaba a cada uno de ellos, entregándome todos sus caudales, presas de un miedo inmenso.

Armado de esta manera, me busqué un árbol bien frondoso, y detrás de él me escondí bien.

En dirección a la aldea, el primero en aparecer fue Periquito Caracol, ni se imaginaba el pobre que yo, el Ratón Bandido, estaba al acecho. Así que en cuanto se acercó, le dejé ver el cañón de la escopeta y con una voz muy seria le dije:

-¡¡La bolsa o la vida, amigo Caracol!!

El pobre, asustado del todo, empezó a temblar como una hoja, y sólo alcanzaba a decirme a modo de disculpa:

-¡Si soy un caracol muy pobre!!

-¿Cuánto dinero llevas encima? A ver: uno, dos y tres. No deberías ir por la calle con tan poco dinero. La vida está muy cara, y con tan paupérrima cantidad no se puede ir a ningún lado. Pero bueno, un grano no hace granero pero ayuda al compañero.

Le vacié los bolsillos y muy resuelto le dije:

-Ea, no me puedo entretener más, porque se está haciendo muy tarde. Cada uno a sus deberes.

El pobre Periquito se quedó llorando al borde del camino, y entre balbuceos me decía:

-Es usted un ladrón, y los ladrones tarde o temprano, todos, encuentran su merecido.

Me burlé de él sin piedad, lo reconozco.

-¡Bah! Qué tonterías dice usted Sr. Caracol. ¿vendrá con más dinero mañana por aquí?

Y me fui riéndome de él a carcajada limpia.

Proseguía camino adelante en busca de otro incauto a quien desvalijar, cuando, ¡¡fíjate por dónde!!… mi nariz se vio inundada del olor maravilloso e inconfundible del… ¡¡¡Queso!!!! ¿dónde? ¡¡dónde!!!!

Ah, claro, siendo ratón no se me podía escapar un pedazo de Gruyere enorme que había en el suelo, justo detrás de mi. Tan jugoso y aromático com jamás había visto.

Y con la boca llena de saliva, me lancé a tan apetitoso bocado sin ningún reparo.

Lo que ocurrió entonces no se lo pueden imaginar, supongo, o quizá sí. Tan pronto mis dientes se cerraron sobre el Gruyere, una trampa oculta en él se disparó y quedé atrapado sin remedio.

Parece ser, me contaron camino de la cárcel, con la trampa puesta en los hocicos, que el alcalde había dispuesto colocar cepos para atrapar y castigar a todo ratón delincuente de la comarca (cómo es que sólo los ratones eran delincuentes entonces es una pregunta que no estoy preparado para responder, mejor no me pongan en esa encrucijada). Y el castigo empezaba por mostrarme ante todo el mundo con el cepo colgando. ¡¡Qué vergüenza más grande!!

No recuerdo haberme sentido jamás tan mal, tan arrepentido y deshonrado.

Cuando llegué al Ayuntamiento, dónde me iban a juzgar, el alcalde vio tanto pesar en mis ojos que me perdonó, a cambio de que prometiera cambiar mi comportamiento.

Así fue como me convertí en un modelo a seguir para todos los ratones. Y así es como aún ahora siguen hablando de mi como un ejemplo de bondad. Ni siquiera el pobre Periquito Caracol recuerda cómo le quité sus tres monedas esa tarde camino de la aldea.

Yo sí lo recuerdo, todos los días, tan nítido como el olor del Gruyere que me atrapó el hocico y me cambió la vida.

viernes, 20 de junio de 2014

Ninfa de Piedra...


Ninfa de Piedra...

...en un jardín suspendido
Observa...
El pelo trenzado 
en sombras 
de hojas frescas, 
y en silencio...
Observa...
...en un jardín pétreo
Observa...
Y su rostro altivo
en serena quietud 
grácil belleza...
Observa...
Ninfa de Piedra...
...lágrimas secas...
Atrapado en el tiempo
el cabello de hiedra...
Observan sus ojos
el llanto y la pena
la risa!!!
que para ella quisiera...


Sonrisa Tetráptica... O de Manzana Loca...



...sonreír...
aún en lo más difícil
...sonreír... 
por salir a ver el sol 
cuando sólo hay nubes 
...sonreír... 
y volver a ser 
la manzana loca 
...sonreír... 
y olvidar que no hay 
sueño hermoso 
sin llanto...

jueves, 12 de junio de 2014

Mis Hermanas No Quieren Ser Tarta!!...




No...
No las cortes 
Ni machaques 
Ni las mondes 
Mis Hermanas... 
se cansaron de ser tarta 
quieren ser manzana... 
No... 
tampoco compota, 
mermelada, o zumo... 
quieren ser manzana... 
¿Y yo?... 
...yo soy manzana... 
y no quiero ser tarta

viernes, 30 de mayo de 2014

Lázaro... La Leona... Cinco...


Y al tercer día resucitó...
Ni sabía por qué, pero una voz le dijo, ¡levántate!!! y como yo, vuelve a andar.
Un resucitado debería tener la fuerza suficiente para recibir el siguiente golpe sin caerse. Eso fue lo que le vino a la cabeza en sus CINCO primeros minutos de renacer.
¡Huevos con sardinas y quizá unas patatas!!
Y ahora Lázaro abrió la nevera... ¡No hay huevos!!! Y sardinas tampoco claro...
Media vuelta al cajón de las latas. Sólo hay atún y CINCO tostadas de pan rancio.
Con la espalda apoyada en la nevera Lázaro mira la lata ruinosa y el pan.
A la cocina, asoma el bigote una leona de mirada seria.
CINCO segundos y está a sus pies mirándolo exigente. 
Y Lázaro se pregunta cómo ha aguantado a su lado ese tiempo. 
Mientras la leona espera.
Vuelve a abrir la nevera. La lata que empezó para ella no está. Hay otra.
Otros CINCO minutos
Lázaro abre el atún, lo pone en un plato y coge tres de las tostadas resecas.
Su leona no toca la comida, mientras él, va a por galletas secas para ella.
Cuando llega a la mesa el bol de Leona está lleno. Y ella en el sofá le espera.

No tiene hambre, come despacio, no acaba de entender qué ha pasado.
Mira su mano derecha, CINCO dedos en la penumbra de un comedor a media tarde.
Su leona se acerca tranquila a curar los dedos heridos.

Lázaro aletargado alimenta a su pequeña leona. Lágrimas felinas cubren el sofá. Sangre y sal. Despierta!! Resucita!!! Y en el intento CINCO zarpas desgarran los dedos lacios de Lázaro.
Despierta!! Y la lengua cura a su amo cada vez, mientras yace a su lado.

Las CINCO. Lázaro abre la lata, y autómata da de comer a su gata, la mira alimentarse y luego se deja caer. 
Sigue muerto mientras ella llora silencios y con las uñas le grita con fuerza: ¡Levanta!!

CINCO dedos limpios, el plato limpio, su leona mirando sería a Lázaro... despierto.

Y No Soy Más La Loca De Los Gatos...


Una tarde me miré al espejo y vi a la loca de los gatos frente a mi. Ojeras, pelo alborotado y un pijama de lana gruesa, me daban un aspecto muy poco saludable mentalmente.
Así, decidí cambiar el pijama por un chándal y una sudadera… 98!!, subí la cremallera frente al espejo y me esmeré en poner en su sitio la coleta y la sonrisa, las ojeras se irán en cuanto salga a ver el sol y las nubes...
98!!... La sudadera parece que tiene agorafobia.

Cuando era la loca de los gatos solía pasear por costumbre… dos.. tres veces por semana.
La goma del chándal se ha aflojado… 98..., por costumbre..., dos... tres lavadoras ponen música a mi semana, como poco ahora, ¿paseo?…  compra, farmacia ¡¡los yogures!!... ¡¡Corre!!!
Tengo frío, tampoco duermo ¿las ojeras?, igual mejor si dejo el cabello suelto...

Esta mañana me he asomado al espejo, al lado, la crema que solía ponerme ha susurrado mi nombre, entrecierro los ojos, no encuentro más que el brillo tenue de mis ojos.

98... Sí, debo ser yo... así... sí, así solía sonreír

La crema me mira… ¡¡te ha crecido el pelo!! ¿trenzas?

Abro la tapa… y le sonrío

martes, 27 de mayo de 2014

Tortuosamente Mínima...



...tortuosamente...
como el pasar de los días 
que en un minuto... 
...un suspiro 
se complican 
un fluir de segundos, 
en espiral de vértigo, 
que pendiente 
de un hilo... 
mínima... la vida 
se corta 
...tortuosamente mínima, 
pendiente de un ruido, 
un chasquido... 
y todo... es nada

lunes, 19 de mayo de 2014

Un Puñado de Cerezas...




...para el postre...
los gallos no han dejado más

Un Puñado de Cerezas 
aroma para el vino 
Agua para acompañar 

...guárdalas para merienda 
¿Y el vino? 
me gusta oler roja la uva 
el zumo viejo 
aroma nuevo, cereza nueva 

Agua para acompañar 
Un Puñado de Cerezas 

domingo, 18 de mayo de 2014

Estoy Bien...


Estoy bien
Sólo sin aire
Estoy bien
Estoy bien
Una, dos, tres... diez...
Y cierro los ojos
Estoy bien
regresa a casa el rebaño
sale Lázaro, abre la ventana
Rugen los ojos: Estoy bien
Leona lucha el mañana
Estoy bien
Al borde... bien

Mi sangre lucha.

Leonila x Lázaro

martes, 29 de abril de 2014

¡Calla!!!...



Y el llanto asoma...
¡Calla!!!
...ahogado en silencio
anida en maraña oscura
garganta muda
ojos secos
...ahogada tristeza
entre los dedos huecos
¡Calla!!!
que asome la risa 
lágrimas secas
¡Calla!!!
flores marchitas 
ríos sin agua
¡Calla!!!
¡Calla!!!
¡Calla!!!
...se apaga la luz...
entre los dedos huecos
asoma el llanto...
Y luego... 
amanece el día
y habla la risa
por las pestañas frías

viernes, 25 de abril de 2014

A Pitos...

A Pitos...

A la gente sencilla de mi pueblo, que se acompaña las tardes con fichas o guiñote. Se quitan el frío con risas, matan la pena a partidas. Cualquiera es pequeño... o muy grande.



-En esta bolsa de pipas me sale un tronco con rama!! 
-¿A ver? Uy si!! Piensa un deseo y lo rompes
-Vale...
Craaack!!
-¿Y luego? Te lo cuento?
-¡No figa!! Si me lo cuentas no se cumple!! Déjame ver... Si sale amarillo, igual es posible que se cumpla y si sale blanco es seguro ¡déjamelo veeer!!!
Será tonta, si lo ha tirado!!
-Es que ha salido negro!!! Ya me parece que aunque te lo cuente da igual ¿no? ¡No me mires las fichas!!
Jajaja
Las pipas se acaban. Y el dominó vuelve a la caja, la tapa está gastada, entra en la ranura... Fiiiuuus y se hunde.
Vamos a buscar a Sole a la tienda, falta una para partida.
-Sole ven a echar un domiii!!!
-Uy!! Ahora??
-Pues claro, no va a ser mañana!! Y danos pipaaas!!
-¿Cuántas?
Click, click, click, click
-Sabes una cosa? No te voy a contar el deseo. No vaya a ser que me salga otro palito y sea blanco.
-Uy que figa!! Si eso son tonterías!!
-Ya claro, tonterías, cuando mi deseo se cumpla ya veremos...
Jajajaja
Pero no sale un palito... Sale... 
-Uy!!! Y esto ¿qué es? ¡Sole esto no sirve para los deseos!! Me tienes que devolver el paquete!! Una piedra!!!
Jajaja
El dominó sale a la mesa otra vez, y se reparten las fichas, chamelo y mármol y sale el seis doble, Sole coge decidida la primera y concentrada dice, si me ganas te la invito.
Me la quedo mirando, y me río:
-¿y si no? 
Se ríe ella:
-me pagas tú el café Mari!!

Vamos mal, yo voy a pitos y ella no hace más que tirarme cajitas de cerveza...


miércoles, 23 de abril de 2014

Rosa de Sangre...

Rosa de Sangre...


Para mi Hermana, sólo tengo esto, lo que soy... y aún a veces ni siquiera eso me sale bien.
Sólo tengo esto, y hoy es para ti.

Hace mucho tiempo, mucho, estalló una guerra cruel y sangrienta. Los Dragones, de los rincones más ocultos del mundo, fueron llamados a una batalla que nunca llegaron a entender del todo. Su honor de caballeros les empujó a los campos y a los cielos de todas partes del planeta para defender... bueno... no queda quien explique realmente lo que debían defender esos seres... de aliento sulfurado.
En aquel tiempo muchas cosas eran distintas de como son ahora. El cielo era azul intenso, casi añil, casi violeta, las nubes parecían hechas de esponjoso azúcar de feria, las manzanas de primavera eran rojo intenso y el mar transparente y sedoso, bastaba el contacto de sus aguas para cicatrizar la herida más profunda.
Las montañas eran frescas y frondosas, y los ríos estaban llenos de murmullos de hadas y seres acuáticos, que cantaban alegres al hacer sus tareas diarias.

Todo eso llegó a su fin con la guerra de los dos mundos, el humano y el draconiano.
Las armas humanas eran al principio toscas y rudas, los dragones no tenían nada que temer, ya que eran seres fuertes, con grandes poderes mágicos, inteligentes y grandes estrategas.
Pero los humanos superaban en número a los dragones, y poco a poco iban aprendiendo a luchar. Eran seres astutos y en unos años de lucha intensa acorralaron a los dragones en sus palacios ocultos, y los exterminarían sin ningún tipo de piedad.

Pronto las batallas con los humanos se volvieron intensas y equilibradas, y finalmente, son los dragones los que las perdían sin remedio. Los humanos urdíeron trampas y cuando sólo quedó un único dragón conocido fueron a su guarida y lo rodearon triunfantes.

Dicen algunos escritos que ese caballero ofreció la bandera nívea y envió un emisario alado para parlamentar con los humanos. Dicen que el emisario nunca regresó y que la carta prendió fuego al castillo del dragón. Entonces, sólo entonces, el dragón desplegó todo su poder. Del castillo salieron llamaradas inmensas de un fuego de color imposible. Un estallido insoportable de calor y ruido hizo reventar tímpanos y parar corazones. Algunos soldados quedaron petrificados y reducidos a polvo, otros perdieron la carne de sus huesos y sus esqueletos salieron corriendo hasta que los nervios dejaron de funcionar, y se fueron desperdigando poco a poco en el camino, como si Pulgarcito hubiera usado un osario para indicar el camino de vuelta a casa, en lugar de pan. De esa forma, murió el último dragón, pero también las huestes enviadas a acabar con él, y nadie supo ciertamente quién había ganado la última batalla.

Una vez que el castillo hubo consumido su último aliento, del fondo de sus cenizas, resurgió un fuerte borboteo de sangre roja, oscura y espesa, con un fuerte olor a rosas que impregnó el aire, clamando a gritos justicia. El aroma era tan denso que llegó a los pueblos más cercanos, e hizo que algunas jóvenes fueran a ver qué desprendía ese perfume.

La primera en llegar, una niña, se hizo paso entre el paisaje desolado, lágrimas surcaban sus mejillas. Y cuando sus pies rozaron el borde de lo que antes era el castillo, la sal de sus ojos fue a parar a la sangre del dragón. Unas raíces surgieron instantáneamente del suelo, y treparon por los pies de la niña, hasta su cara. Al llegar a sus ojos se transformaron en manos y acariciaron sus mejillas, secaron su llanto y llenaron su pelo de flores…

Se oyó un susurro… Rosas de Sangre para un corazón piadoso.

Aire fresco barrió las cenizas, los huesos, el desaliento.

La pequeña cerró los ojos, su vestido ligero al viento, y al abrir los ojos su pelo suelto olía a rosas, millones de pétalos a sus pies y en sus manos una Rosa. Frente a ella una alfombra roja de flores y un jardín frondoso.

Las historias las escriben los ganadores, las historias escriben quiénes son los buenos, y quiénes los malos.

Nadie sabe qué decía la carta del Dragón Rosa de Sangre, pero es posible que nadie sepa jamás el poder que tenía cada dragón… y tampoco si realmente era el último.

Nadie sabe por qué fueron a la guerra. Pero tampoco nadie está seguro de que ellos fueran los malos.


Si algo es capaz de crear algo hermoso al dejar el mundo...

miércoles, 16 de abril de 2014

Entre Silencios...



Y crecer entre silencios
pensar que vendrá 
un tiempo rojo
y las palabras serán
como ese agua fresca
que ambicionan los ojos resecos
Crecer entre silencios
por no... o por sí... 
miedo 
Silencio!!! 
Y escuchar y no ser escuchado
Callar 
Y morir entre silencios...
esperando un tiempo rojo
que no llega
Apagando en negro la luz
que empezaba a cantar
colores en palabras,
que como flores silvestres
se marchitan

En silencio.

martes, 15 de abril de 2014

Millones...

Velando tu sueño,
enredando en tu cabello,
como pétalos de rosa,
caricia suave en tu aliento.
Millones...
por cada gota de sangre,
que me alcance a recordarte 
en una lluvia muy fina,
mejilla tocando a mejilla
rozar de dedos callado

Por cada gota de sangre...
...por cada azul del cielo...

Millones...

martes, 11 de marzo de 2014

TRÍPTICO NEGRO... PROFUNDO NEGRO...

NOCHE Y SAL...

Oír el silencio

y que no lo rompa tu voz,
ni tu risa

Frío en la mejilla...

y las lágrimas
rodando lento,
muy lento y espeso
dentro
Oír el silencio 
y que negro...
me devore

Montañas de sal negra

abren la noche

NEGRA PREOCUPACIÓN...

...negra, muy negra...
Y a la espalda acechando
...devora hambrienta
la sonrisa, el aliento...
...la vida entera...
Negra Preocupación
arrinconándome...

martes, 25 de febrero de 2014

Limones...


...parece que el limonero de Vio sólo hace fenómenos...
El limonero de Vio, pide atenciones con sus limones deformes, cariño buscado con gotas de ácido y aroma fresco...

Se merece un bodegón entonces... ¿y un poema? también un poema.

...limones... 
aroma fresco 
de canciones alegres 
Risa de juegos 
...repiqueteo... 
lluvia en los cristales 
...granizado arcoiris 
que inunda suave 
amarillo la nariz

viernes, 21 de febrero de 2014

Día a Día...



...día a día... 
Despertador... oscuridad... 
...oscuridad... sola... 
Despertador... 
...sola... ducha... 
Despertador... vaso de agua 
...pastillas... sola... 
...día a día...
Y alguien enciende la luz...
no tan sola... día a día...

viernes, 14 de febrero de 2014

Tierra...

El día antes de su cumpleaños salió a jugar al jardín. Le gustaba sentarse frente al árbol y escuchar a los pájaros mientras merendaba.

Accidentalmente, y esto era algo que siempre aclaraba a su madre, siempre caían algunas migas de pan, y los más atrevidos se acercaban a pelearse por ellas, igual que las vecinas lo hacían en el mercado por llevar a casa el mejor repollo.

Ese día, mientras merendaba, su padre se acercó a ella y se la quedó mirando,  un poco triste.

Rato después se sentó a su lado y le dijo: Tierra, este año tu cumpleaños no va a ser como siempre. Este año las cosas no han ido como esperábamos y mañana vas a tener que despedirte de este sitio; nos tenemos que mudar a un lugar más pequeño.

A Tierra se le fue el pan al suelo, una nube de pajaritos se arremolinó alrededor de ella, pero salió volando bruscamente cuando se levantó de golpe, sin poder hablar, sus lágrimas gritaban sordas por ella.

Su padre la cogió en brazos, igual que cuando era muy chica y le dijo al oído: no te preocupes de nada Tierra, mamá está recogiendo tus cosas, y donde vamos tendrás un sitio muy bonito…

Ella le mira entonces y le pregunta: ¿también habrá pájaros y un árbol?

Su padre se queda callado y la vuelve a abrazar fuerte, la oye llorar mientras ve como los pájaros vuelven a buscar el pan, y vuelven a cantar.

Cuando se acaba el llanto Tierra se duerme, y su padre la lleva a su habitación. Luego, fuera mira al árbol y mira los pájaros que a saltitos se mecen en la ramas y le ponen música al viento. Piensa en las lágrimas de su pequeña por dejarlos… y la tristeza lo oscurece todo.

De repente, los pájaros silencian su canto y el árbol parece doblar sus ramas hacia el suelo. El hombre mira el cielo y piensa, si pudiera ser… un pájaro en su cumpleaños…

Cuando amanece, y Tierra sale afuera con desgana, con todo listo para marcharse, mira con sorpresa el árbol seco, las ramas grises, cabizbajas, sin pájaros…

Una herida seca en la corteza, como de meses, pendiente de un hilo un trozo se balanceaba suave.

Tierra se quedó mirándolo un momento, y justo entonces, se desprendía para caer a sus manos. Gravado en él, un pájaro muy hermoso, de un marrón brillante y cálido.

Al llegar a su nuevo hogar en la ventana… nidos de gorriones le daban la bienvenida y nunca más se llamó Tierra.